El café ‘single origin’ se trata de un café de un único origen único, es decir de una única finca, cultivo o región de un país, al contrario de un blend que es una mezcla de diferentes orígenes.

Este tipo de producción de café generalmente recibe el nombre de la finca de donde proviene, el tipo de especie de la planta, cómo se procesa el café y, a menudo, incluye el nombre del país al que pertenece. Por ejemplo, un Yirgacheffe de Etiopía natural es llamado así porque se procesa por método natural, el país de donde proviene es Etiopía y Yirgacheffe se refiere a la especie de café que es.

¿Qué hacen especial los cafés ‘single origin’?

Algunos de los aspectos positivos asociados con los cafés de origen único son la calidad, trazabilidad, comercio directo, precios más justos, perfiles exóticos y procesamiento experimental.

Según la SCAE (Specialty Coffee Association) lo más importante es la trazabilidad, el hecho de conocer exactamente de donde proviene el café y de que es un solo tipo de café y no un blend. Esta trazabilidad se traduce automáticamente en calidad, ya que garantiza el ‘pedigrí’ del café que estamos consumiendo.

Conocer los orígenes del café es una herramienta para entender en profundidad el perfil del café y sus sabores. No es lo mismo un café de Colombia que uno de Brasil, pero tampoco es lo mismo para el café entre diferentes regiones dentro del mismo país.

El origen, la región, la finca, la altura, la sombra y el clima, hace especial al café, con un ambiente particular, que se traduce en sabores únicos que representarán ese origen y con características de esa área específicamente donde se ha cultivado. Destacando en cada origen las notas de sabor del terreno donde se ha cultivado el fruto de café, como los vegetales, las flores y los árboles frutales, como el del cacao, una de las notas más comunes en el café.

Estas son algunas de las principales variedades que se producen como ‘single origin’; Bourbon, Typica, Geisha, Caturra, Catimor, Charrieriana, Canephora, Mauritania, Liberica, French Mission, N39, Mayaguez, Arusha, Jackson, K20, Kenya Selected, SL35, Acaiá, Mundo Novo, Kallmas, Laurina, Creole, Mocha, Mokka, Java, Sumatra, Pointu y Kent.

Conclusión

El café de origen único ‘single origin’ se caracteriza por  la calidad, trazabilidad, comercio directo, precios más justos, perfiles exóticos y procesamiento experimental. Creando un producto único y exclusivo que se traduce en sabores únicos que representarán ese origen y con características de esa área geográfica específicamente donde se ha cultivado.

Foto original realizada en la finca del Sr. Francisco Javier gracias a la cooperativa NARSA, Chanchamayo, Perú.

Referencias: